lunes, 14 de junio de 2010

Cooperativas auríferas de La Paz lideran producción de oro

El balance de la producción de oro por empresas en los últimos cinco años da cuenta de que las cooperativas mineras del departamento de La Paz lideran el sector con la obtención sostenida de más de 3.000 kilos del metal preciado en cada gestión.

Tan sólo de enero a marzo de 2010, la producción de las cooperativas paceñas llegó a 922 kilos finos de oro; mientras que otras empresas como Inti Raymi, en Oruro, generaron 440 kilos, seguida de Emipa, en Santa Cruz, con 204 kilos y otras que en total no superan los cinco kilos, según los datos de la Unidad de Política Minera, dependiente del Ministerio de Minería y Metalurgia.

La producción en el primer trimestre de este año llegó a sumar 1.572 kilos finos de oro, con una tendencia ascendente a causa de que la actividad de explotación se expande por el precio del metal en la bolsa de metales. En los últimos meses, una cotización internacional por encima de 1.250 dólares la onza troy, cifra que se sitúa en niveles históricos nunca antes vistos.

El valor de las exportaciones de oro se incrementó de manera considerable de 77,7 millones de dólares registrado en 2005 a 142,1 millones en 2008 –que fue su punto más alto– y 113,5 millones en 2009, de acuerdo con datos de la Unidad de Política Minera.

MÁS DE MIL DÓLARES

De acuerdo con el viceministro de Cooperativas Mineras, Isaac Meneses, en la actualidad las cooperativas tienden a incrementarse, sobre todo en la amazonia boliviana, donde existe un gran potencial aurífero. “Lo que favorece en este momento principalmente son las cotizaciones, ya que la onza troy del oro ha pasado los mil dólares, eso implica que, así se explote poco, los ingresos siempre serán mayores”, agregó.

Señaló que existen alrededor de 250 cooperativas mineras legalmente reconocidas, de las cuales al menos un 40 por ciento se dedica a la explotación del oro. Además dijo que existen algunas cooperativas auríferas en Oruro, Santa Cruz y Beni; pero gran parte de los emprendimientos auríferos operan en el norte de La Paz.

La capacidad de producción de una cooperativa está en función de su tamaño y su mecanización, además de la riqueza del yacimiento de explotación aurífera.

Meneses señaló que, por lo general, son las cooperativas mineras grandes las que ejecutan grandes inversiones en tecnología, “las que obtienen mayor provecho” en el área de explotación.

El balance de la Unidad de Política Minera establece que entre las empresas que producen el mineral, aunque en menor proporción, figuran las siguientes: Inti Raymi (Oruro), Empresa Minera Paitití-Emipa (Santa Cruz), La Roca (La Paz) y el sector cooperativo minero.


Quieren venta del mineral sin intermediarios

En febrero de este año, el Gobierno puso en funcionamiento en Oruro la primera comercializadora de minerales (Comermin), de propiedad de los cooperativistas mineros, cuya finalidad es eliminar a los intermediarios para la venta del producto a los mercados externos.

“La comercializadora también puede llegar a otros sectores como la minería chica”, indicó el viceministro de Cooperativas Mineras, Isaac Meneses.

Comermin cuenta con un financiamiento de 86,8 millones de bolivianos otorgado como crédito por el Órgano Ejecutivo, mediante un fondo creado para el sector minero.

El ministro Meneses anticipó que también proyectan instalar otra comercializadora de minerales en Potosí, que estará administrada por la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin).

Además, la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco) de La Paz informó que gestionan la apertura de sucursales de la comercializadora de minerales en puntos estratégicos del norte paceño.

El Órgano Ejecutivo también anunció que apoyará al sector cooperativo con la dotación de maquinaria para incrementar la producción minera en todo el país.


Comerciantes sacan la mejor ventaja

Los comerciantes que abastecen con alimentos, bebidas y ropa a las zonas productoras de oro también sacan ventaja de las cotizaciones auríferas, ya que a la par del metal también hacen subir sus productos y al minero no le queda otra alternativa que comprar.

El secretario general de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco) de La Paz, Alfredo Durán, contó que los ingresos que genera la actividad aurífera sólo alcanzan a cubrir los gastos del cooperativista o trabajador minero.

“El comerciante es mañoso, si el gramo de oro sube, él también hace subir sus productos, o sea, el comerciante el en sector aurífero trabaja en concordancia con el precio del metal”, aseveró Durán.

Explicó que en las minas el costo de vida se incrementa sin control, ya que, por ejemplo, el almuerzo llega a costar más de 12 bolivianos, mientras que los platos extras como el pique macho o el chicharrón oscilan entre 35 a 45 bolivianos. La cerveza se vende a 10 y 12 bolivianos.

Durán indicó que una cooperativa aurífera de tamaño mediano con buena producción puede llegar a producir hasta un kilo de oro o un poco más en un mes, equivalente a 45 mil dólares. De ese valor, alrededor de 35 mil dólares corresponden a los costos de operación en la mina y recursos humanos.

“Los ingresos llegan a 15 ó 16 mil dólares, pero hay ocasiones en que salimos con pérdidas (...), no se puede precisar cuánto se gana y cuánto se pierde”, apuntó Durán, quien añadió que todo está sujeto a la variación en el precio del oro.

Fuente: periódico "Cambio" La Paz-Bolivia - 14/06/2010