lunes, 7 de junio de 2010

Serranía del Aguaragüe es la principal fuente de agua de las poblaciones del Chaco tarijeño

Con motivo del Día Nacional del Medio Ambiente conversamos con representantes del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) entidad del Ministerio de Desarrollo Rural, para conocer más sobre estas riquezas naturales del Chaco.SERNAP es una institución responsable de garantizar el control de áreas protegidas, con el objetivo de conservar el patrimonio natural y cultural de las áreas protegidas y su entorno, explicó Danyr Vaca Núñez, director del Parque Nacional Aguaragüe.

El parque nacional y área natural de manejo integrado, serranías del Aguaragüe, es una Zona protegida de interés nacional, creada mediante ley n° 2083 del 20 de abril del año 2000, con una extensión 108.307 hectáreas, asentada en la serranías del Aguaragüe, comprendidas entre los municipios de Yacuiba, Caraparí y Villamontes, con altitudes entre 750 y 1900 metros sobre el nivel del mar.

La tarea de los guardaparques es conservar muestras representativas de biodiversidad existentes en los ecosistemas de transición, proteger la serranía del Aguaragüe como regulador del régimen hídrico y como única fuente de agua de las poblaciones del Chaco Tarijeño.

El parque nacional Aguaragüe es un área donde se utilizan los recursos naturales a través del uso racional comprometido por la población local; las fuentes del agua de las serranías del Aguaragüe se mantienen limpias y cristalinas, compareciendo seguridad y salud del consumo cotidiano por las comunidades, plantas y animales.

Es administrada coordinadamente con la Asamblea del Pueblo Guaraní y otras comunidades locales que participan activamente en el manejo del área protegida a través del Comité de Gestión, además ofrece espacios adecuados para la recreación con la naturaleza haciendo del ecoturismo una fuente de ingresos económicos para las comunidades.

La responsabilidad del director, Danyr Vaca y sus guardaparques es garantizar los procesos ecológicos y evolutivos de las especies, la protección estricta de los recursos genéticos y especies endémicas, comunidades didácticas identificadas y las formaciones geomorfológica que contiene. Asegurar el aprovechamiento y uso de los recursos naturales renovables, en especial de las comunidades tradicionales, compatibilizando al desarrollo sostenible de las comunidades, con los objetivos de conservación de la diversidad biológica.

Fuente: periódico "El Nacional" Tarija-Bolivia - 07/06/2010